Castillos de cuentos míos

Edith Södergran

Miré adentro en casa del filosofo1
y comprendí que el era feliz…
Pero mis castillos de cuento
se sostienen
en palabras frágiles e indescriptibles.
Oh, castillos de cuentos míos,
desmoronaos
hasta ser gravilla dorada.
Os amo demasiado ―morid.
Os construiré de nuevo
temblorosa
para luego mataros―
sois demasiados bellos.
Castillos de cuentos míos,
un día os apoyaréis en la tierra…
Y yo sacaré sombría el martillo y el cincel.
El mundo se habrá acabado para mí…

©  Edith Södergran, poema.
© Nørdica libros, editorial
© Rachel Whiteread, imagen.
La concha del caracol de Lichtenberg

Un comentario en “Castillos de cuentos míos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s