Balada

İlhan Berk

Nunca vi un mar así cuánto pensé en ti
No podéis saber cuánto anduve qué clase de oscuridad
Miré y vi que ni una de esas ciudades había existido
Cada vez que miraba la S estaba en el balcón de una mujer
En el sonido de la E miles de trenes circulaban por Galilea
No sé si usted pero yo probablemente no estuve en aquellos mundos
La oscuridad es un puro impulso por las tardes hacia los mares
Este cielo junto con estas soledades cómo permaneció en lo vivido
No habíamos visto lo que se había vivido en aquellas ciudades pero se había vivido
Anduvimos anduvimos nos retuvieron estas murallas así nos quedamos

Adoro soles así muchos soles
La hierba avanza hacia las casas hacia sucios Estambules
En soles oscurecidos paso con una cosa y sin ella
Usted niega continuamente mi oscuridad
Le digo que no salga a la calle que no salga no lo oye
Todo el que conmigo vino vino de aquel inmenso tedio
Vino a pie todo el camino desde el interior de Galilea
Ni uno de vosotros me vio por más que gritara
Los mares todos esos mares que miraste me enseñaron
Vi que las puertas de la tierra son la soledad solo eso

©  İlhan Berk, poema.
De Mar de Galilea.
© Ediciones del Oriente y del Mediterraneo, Editorial.
© İlhan Berk, Imagen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s