La venganza es un cerco de barro

Isabel Bono

mira
envejecen los vivos
con sus zapatos nuevos
envejecen las manos de sus hijos
también nuevas
como las tuyas, recorriendo mi cara
cada noche
después de la primera noche

después tus manos nunca más
como los vivos que mueren
como sus hijos
que también mueren

hasta los árboles mueren
porque no saben ser nómadas
como tus manos

cortaron los árboles, queda una palmera
las piedras no parecen las mismas

si rezara rezaría por ti
por los vivos
por las manos de sus hijos
por todos los árboles

©  Isabel Bono, poema.
© Bartleby Editores, Editorial.
© Michael Hummel, Imagen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s