Umar Jayyam: Cuartetas 41-60

غیاث الدین ابو الفتح عمر بن ابراهیم خیام نیشاپوری

1048-1131

41
Ya que nada será según deseamos,
¿de qué sirve esforzarse, suspirar
tristemente? Nacimos ya muy tarde,
y demasiado pronto es la partida.
42
La rueda de los cielos es adversa,
¿y qué si hay siete cielos o bien ocho?
Lo repito: jamás pienso en dos días,
el día de mañana y el de ayer.
43
No sufras, oh Jayyam, por un pecado.
¿O es que encuentras placer al torturarte?
Dulce perdón se pierde quien no peca.
No hay perdón sin pecado. Di, ¿qué temes?
44
Un velo misterioso oculta todos
los secretos de Dios. Sólo la tierra
es la morada nuestra. Y tal enigma
es igual de difícil de entender.
45
Mucho tiempo he buscado en la inconstancia
de este mundo, hasta ver que palidece
la luna ante el fulgor que hay en tu rostro,
que el ciprés no es esbelto cual tu talle.
46
En mezquitas, madrazas y en iglesias
temen infiernos, buscan paraísos;
pero tal inquietud no afecta a quien
conoce los secretos del Altísimo.
47
Has recorrido el mundo y nada has visto,
nada has oído, el universo es nada;
te encierras en tu cuarto, todo eso
continúa sin ser nada de nada.
48
Soñé que un sabio me decía: «El sueño
no da la rosa de la dicha a nadie».
¿Por qué hacer algo que es como la muerte?
Bebe, ya dormirás bajo la tierra.
49
De saber los secretos de la vida,
sabrías los de Dios cuando murieses;
si hoy teniéndote a ti no sabes nada,
tras perderte a ti mismo, ¿qué sabrás?
50
Cuando cielos y estrellas se consuman,
oh ídolo, yo voy a sujetarte
por la ropa y te haré la gran pregunta:
¿Por qué tras dar la vida das la muerte?
51
No digas tus secretos a cualquiera,
incluso al ruiseñor hay que esconderlos.
¡Cómo atormentas, pues, a los humanos,
que tienen que ocultarse a los demás!
52
El tiempo va a rompernos a los dos,
copero, el mundo poco va a durar;
pero mientras tengamos esta copa,
Dios estará de cierto en nuestras manos.
53
He andado con mi copa entre las flores,
sin ver ningún deseo realizado;
mas no voy a seguir otro camino,
cuando se anda no hay que volver atrás.
54
Dame más vino, que arde el corazón,
y la vida se escapa como azogue.
¡En pie, que la fortuna es sólo un sueño,
la juventud como agua de torrente!
55
Idólatras de amor, no musulmanes,
somos hormigas, nunca Salomón.
Amor que mustia y ropas en andrajos,
el mercado de sedas no es aquí.
56
Alegrarme con vino, así soy yo;
religión y herejías no me interesan.
Novia del mundo, ¿cual será tu dote?
Mi dote es alegrarte el corazón.
57
No merezco ni el cielo ni el infierno;
Dios sabe con qué barro me amasó;
hereje cual derviche, feo, impío,
pobre y sin esperanza de los cielos.
58
Como un perro faldero es tu pasión;
sólo gruñe. Es astuta como el zorro,
procura el mismo sueño que las liebres,
tigre furioso y lobo muy voraz.
59
¡Bellas hierbas las que hay junto al arroyo!
¿Nacieron de los labios de algún ángel?
No las pises, brotaron de aquel polvo
de caras con color de tulipán.
60
El corazón con luz de amor de Dios
puede ir a sinagogas o a mezquitas,
si en el libro de amor está su nombre
no piensa en paraísos ni en infiernos.

©  Umar Jayyam, cuartetas.
© Circulo de Lectores, Editorial.
© Museo Metropolitano de Nueva York., Imagen.


42. Los astrólogos persas creen que existen siete cielos que contienen planetas, pero algunos doctores del islamismo afirman que son ocho. Según Jayyam, no hay que ocuparse de cuestiones tan fútiles.
43. Sátira de los doctores del islamismo, celosos defensores de la doctrina de los premios y castigos futuros, que los sufíes rechazan como incompatible con su creencia en la predestinación.
46. Las madrazas son las escuelas anejas a las mezquitas. La cuarteta hace alusión a la excelencia de la doctrina del sufismo.
47. Según los sufíes, el mundo es menos que nada, sólo imaginación, sueño o ilusión; sólo existe por el esplendor del Todopoderoso, que esparce su pensamiento por todo el universo como la luz se dispersa por toda la tierra cuando sale el sol. La ausencia de este esplendor divino haría que todo volviese a la nada, del mismo modo que los átomos perceptibles a la vista en los rayos del sol, vuelven a la oscuridad y desaparecen cuando este astro deja de brillar en los cielos.
50. Según la opinión de los sabios mahometanos, de la que aquí Jayyam se burla, un cataclismo general precederá al fin del mundo.
51. Alude a la indiscreción de los hombres y a su mutua desconfianza, reprochando a Dios haber permitido un estado de cosas que obliga a los iniciados a guardar sus secretos.
52. Es decir, Dios estará con nosotros, ya que la copa de vino representa al propio Dios. En persa, la expresión Dios está en nuestras manos es de uso común, y significa que ‘la justicia o el derecho están de nuestra parte’, ya que en persa Dios, justicia y derecho son sinónimos.
54. El original dice literalmente, en el tercer verso: «El despertar de la fortuna no es más que un sueño».
55. El poeta alude a la escasez de sus medios humanos, y ruega a la Divinidad que acepte la humilde ofrenda de su corazón y que no le pida más bienes de este mundo que sus andrajos. Según la tradición persa, Salomón era el rey de los animales; cierto día todos los animales fueron a rendirle homenaje y cada uno le llevó un presente proporcionado a sus medios. La hormiga sólo pudo llevarle una pata de saltamontes diez veces mayor que ella, y Salomón se dignó aceptar este regalo. Pero Jayyam ni siquiera tiene los medios de ser tan generoso con la Divinidad como lo fue la hormiga con el rey de los animales.
56. Entre los persas la dote (kabin) es ‘la suma que el musulmán que se casa promete en el contrato de matrimonio a la que va a ser su esposa’. Siempre es proporcional a la importancia y el rango de la novia, que sólo puede reclamarla en caso de divorcio.
57. Jayyam repite aquí en son de burla los reproches que los doctores del islamismo le hacen a él y a los derviches, presentándolos como herejes despreciables que se jactan impunemente de sentir una indiferencia culpable por todas las religiones.
58. procura el mismo sueño que las liebres significa ‘engaña’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s