La jeunesse blanche

Constantino Cavafis

                                                      Nuestra amadísima, blanca juventud,
                                                      ¡ah nuestra blanca, inmaculada juventud,
                                                      sin barreras y a la vez tan breve,
                               extiende sobre nosotros sus alas como un arcángel!…
                                                      Por entero se consume, por entero ama;
desfallece y se esfuma en los horizontes blancos.
¡Ay, allí va y se pierde en los horizontes blancos,
                                                      se va para siempre!

                                                      Para siempre, no. Volverá,
                                                      regresará, volverá.
                               Con sus miembros blancos, su gracia blanca,
                               llegará nuestra blanca juventud a poseernos.
                                                      Con sus manos blancas nos tomará,
y con la blancura de un tenue sudario,
con la blancura de un blanquísimo sudario
                                                      nos cubrirá.

©  Constantino Cavafis, poema.
-Poemas inéditos-  Enero 1895
© Almuzara, editorial
© Russell Lee, Fotografía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s