¡Han llegado los zorzales!

Susan Fenimore Cooper

Diario Rural, Tomo I -Primavera/Verano-

Miércoles, 22 de marzo.
Anoche cayó una tormenta eléctrica, acorde al equinoccio, y esta mañana, para contento de toda la comunidad, se ha proclamado la llegada de los zorzales robín. Se trata de uno de los grandes acontecimientos del año para nosotros: el regreso de los zorzales. Llevamos diez días a la espera de que lleguen, ya que por lo general suelen hacerlo entre el día 15 y el 21 del mes, y casi todas las personas con las que uno se cruza ahora mismo, viejas y jóvenes, grandes y pequeñas, tienen algo que comentar sobre ellos. En cuanto algún miembro de una familia ve aparecer uno de los primeros ejemplares, lo anuncia por toda la casa. Los niños corren a decirles a sus padres: «¡Han llegado los zorzales!»; los abuelos y las abuelas se ponen las gafas y se acercan a las ventanas a contemplar los zorzales robín; y se oye a los vecinos preguntarse con solemnidad unos a otros: «¿Ha visto usted los zorzales?» o «¿Ha oído los zorzales?». No existe otro pájaro cuyo regreso se deje notar de manera tan generalizada, y durante varios días sus movimientos se ven sometidos a una observación no carente de interés, mientras corretean por el campo o se posan en los árboles sin hojas. Anoche mismo, estando las persianas cerradas, los oímos cerca de la puerta y corrimos a escuchar su primer saludo, pero estaba demasiado oscuro como para verlos. Sin embargo, esta mañana sí los hemos encontrado en los manzanos en los que nacieron, y les hemos dado una cálida bienvenida a estas honradas criaturas.

Aparte de la poesía en Koxmonahuta tenemos otras lecturas, novela, comix, ensayo… como en la entrada de hoy, que inauguramos una nueva sección en la pagina… donde iremos poniendo pequeños textos (para el no enfado de la industria editorial) de las lecturas pasadas, presentes y futuras (si vivimos).
Para abrir esta sección hemos elegido un libro de reciente publicación, de este mismo mes… Diario rural, los apuntes de una naturalista, Susan Fenimore Cooper editado por Pepitas de calabaza.
La versión original de este Diario rural (en dos tomos) es de 1850, cuatro años antes de la publicación de Walden de Henry David Thoreau, y quizá (seguro) que por ser estos diarios escritos por una mujer no han gozado de un mayor reconocimiento y difusión por parte de la sociedad.
Y sí, sí hemos visto a los zorzales. . . y hemos disfrutado con su presencia y canto, al igual que ahora estamos disfrutando con la autora de este Diario rural, que para una persona que nunca ha vivido en el campo pero es carne de extrarradio, estos zorzales nos recuerdan a las otras criaturas que vemos por aquí.

©  Susan Fonimore Cooper, texto.
Diario rural, apuntes de una naturista
© Pepitas ed., editorial
© SEO/BirdLife , imagen.